Una historia de amor con bodas de oro

Todo empezó a principio del año 1965 protagonistas. “Pedro y Marce”

Pedro un muchacho de 19 años Madrileño criado en un barrio de bien, huérfano de madre desde los tres años, su padre sargento de asalto en la guerra civil y Encargado de la fabrica cervezas El águila, el pequeño de tres hermanos.

Marce 20 años Jienense criada en su pueblo sus padres jornaleros trabajando de sol a sol para sacar a sus siete hijos adelante, ella la penúltima de todos ellos, decide venirse a la capital de España a trabajar de niñera en un barrio de postín en la  C/ Nazaret.

El comienzo de la historia

Era el  día libre de Marce y se disponía a cruzar un paso cebra, cuando Pedro, en su moto la arrolló sin hacerle nada grave. La sentó en un bordillo, asustada, en ese momento no se pensaban que su vida daría un giro inesperado se despidieron, y esos ojos de esa Andaluza quedaron prendados en Pedro find out here now.

Pasados unos días su cabeza no paraba de pensar en esa belleza y en como se encontraría después del percance y decidió esperar un día tras otro en la calle hasta que la volvió a ver. Se fueron a tomar algo, hablaron y decidieron quedar en otro momento y así fue como empezó esta historia.

Se casaron el 3 de julio de ese mismo año, no fue fácil para ellos, por parte de los padres de ella, me guardo los detalles que no vienen a cuento y tampoco por parte de algunos miembros de la familia de el.

El desenlace de la historia

Tiempo después tuvieron a su primer hijo varón Pedro y cuatro años después y para más casualidad en el mismo día nació su hija Nuria, eran tiempos dificiles, donde tenían que convivir con familiares.

Decidieron comprarse un piso y vivir ellos solos con sus hijos en ciudad 70 (Coslada), en la cual se cambiaron en el año 71, el 17 de  mayo del 72 tuvieron su tercer hijo José Antonio, estaban felices por fin podían disfrutar de su casa sin que nadie le hiciera daño a su primogénito pero su felicidad fue plena cuando en julio del 75 nació su última hija Raquel.

Pedro y Marce

Y así pasaron su matrimonio con momentos buenos y malos dentro de unos días serán sus bodas de oro y será un día feliz verse rodeados de sus hij@s, niet@s biznieta, yerno y nueras.

Por si alguien no se ha dado cuenta esta es la historia de mis padres. Y este mi pequeño homenaje ya que gracias a ellos estoy escribiendo estas palabras.

Muchas gracias a quien lo lea. Nuria De La Torre Quesada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *