No hay que cambiar a nuestras parejas

¿Por qué intentamos cambiar a la persona que amamos?

En ésta etapa es fundamental aliñar bien todos los ingredientes (sexo, amor, afectividad, dulzura, libertad…) y para ello es imprescindible echar mano a los utensilios, respeto, comunicación, aceptación, negociación….

¿Qué se puede hacer?

En primer lugar no dar por sentado que tu pareja sabe que la quieres. ¿Cuesta mucho decírselo?, hay que decirlo todos los días, eso servirá como el riego de una planta a diario.

No olvides los gestos dulces y cariñosos. Son la sal de la pareja. Así como no olvidar esos pequeños detalles que tan felices nos hacen y todos los que estamos leyendo este artículo sabemos de sobra que no me refiero a los detalles económicos.

Tu pareja no es adivina. Ella no sabe qué nos sentó mal en el trabajo, o si hay otro problema. Nadie está obligado, por mucho que la amemos a saber qué le está afectando. Es tan sencillo como el hablar y expresar de forma clara lo que nos pasa.

cambiar a tu pareja

Hablar, hablar y hablar

Cuando hay un enfado (y siempre los hay en la vida de toda pareja) lo más lógico es el diálogo constructivo y buscar entre los dos una posible solución, pues si lo dejamos pasar, tarde o temprano volverá a reaparecer y quizás ya no tengamos los recursos necesarios para arreglarlo. Hay que estar siempre dispuesto a pedir perdón de corazón, pues es esencial para la estabilidad de la relación. (Perdonar y olvidar).

  • No hay duda alguna que cada persona por muy enamorada que esté de su pareja tiene puntos de vista distintos y que pueden alterar la relación sin no se llega a un buen entendimiento.
  • Existen frases típicas como: “mujer no sé por qué te pones así”. Realmente hay que darle la importancia al hecho de por qué se ha puesto así, analizarlo y solucionarlo.
  • O la típica: “no te enfades, eso que te dije es una tontería”. Está muy claro que para el que lo  que lo dijo sí es una tontería, pero para el receptor no lo es. Siempre hay que tener empatía y ponerse en el lugar del otro.

El sexo en la pareja es importante

Lógicamente y tratándose de relaciones de pareja no debe faltar el sexo, no hay que caer en la rutina. Intenta siempre sorprender a tu pareja para que las relaciones sexuales sean siempre divertidas y apetecibles. El sexo puede ser igual de agradable con 20 que con 70.

Por último, y eso no significa que lo sea, hay que saber que para ser un buen compañero de viaje, primero debes saber que tienes que estar bien contigo mismo. Tu autoestima que siempre esté bien alta. Si no te gustas a ti mismo ¿cómo pretendes gustar a los demás? Cuando una persona piensa de forma negativa hace que la relación de pareja o amistad sea mucho más difícil. La vida puede ser muy larga, así que está en vosotros el hacer que sea más grata. Por eso no se tiene que cambiar a nadie por mucho que lo queramos, eso es imposible y no conlleva a ningún sitio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *